Los aceites de Mallorca

Pep Solivellas y Pep Oliver son unos de los principales pioneros en cuanto a apuesta por las nuevas plantaciones intensivas de olivares en el llano se refiere, la isla de Mallorca se ha modernizado en cuanto a sus aceites, se han convertido en productos de autor y con identidad propia, además se ha mejorado la calidad y referencia de origen de estos.

Gracias a esta nueva tendencia, en pueblos de Mallorca, así como en zonas de Ibiza y Menorca, muchas personas siembran olivos y se lanzan nuevas marcas propias. De esta forma, podemos observar algunos ejemplos de personas que han sabido aprovechar sus campos con tal de obtener un delicioso aceite procedente de las tierras de Mallorca.

Pep Solivellas

Pep Solivellas, bancario, fue uno de los emprendedores de este magnífico proyecto, además conectó su producto y la marca con la distribución continental. Su proyecto fue tan lejos que consiguió obtener presencia en restaurantes y tiendas gourmet, cosa que no era fácil.

Este hombre consiguió que su apellido tuviera mayor reconocimiento, de esta forma probó con otras variedades mediterráneas como griegas, italianas, andaluzas, catalanas, etc. De esta forma obtuvo los mejores aceites que se podían encontrar en la isla de Mallorca.

Pep Oliver

Por su parte, Pep Oliveras llevó a cabo su proyecto desde la almazara de la cooperativa de Sóller, además tenía su ejemplar en bancales de tierra roja en las montañas de Tramontana. De esta forma, consiguió ser de los mejores acites con Denominación de Origen Oli de Mallorca. Hoy en día esta denominación dispone de una gran cantidad de productores de aceite, con más de 70 etiquetas de plantaciones distintas.

Joan Mayol

Este hombre es un ecologista y biólogo que escribió un libro llamado “El llibre de l’oli”, tras plantar cerca de Palma nuevos olivos en el huerto de Ramon Llull. Este hombre plató en las tierras donde su padre había tenido vacas lecheras y naranjales. Tanto aquí como en Japón, la familia Mayol tiene gran relevancia con su aceite “Verderol”. Son muchos los payeses oliveros que aprovechan las propiedades de las que disponen sus terrenos para crear una marca propia de aceite.

Fuente: https://elpais.com/ccaa/2018/01/27/catalunya/1517079207_349848.html